Solucionando problemas de sincronización usando un editor de vídeo

Uno de los problemas más comunes con el vídeo es cuando el vídeo y el audio no están sincronizados. Anteriormente teníamos que extraer el audio, descomprimirlo a un fichero wav, editar el fichero wav, recomprimirlo y volver a combinarlo nuevamente con el vídeo. Esta solución tiene dos desventajas diferentes: es muy difícil determinar cómo ajustar el fichero de audio descomprimido para obtener una sincronización precisa, y la calidad del sonido queda seriamente degrada por la recompresión del audio.

Este texto describe una forma mucho más simple y rápida para solucionar la mayoría de estos problemas sin sufrir estas desventajas, utilizando software barato o incluso gratuito.

Solución Pro-activa

Primero una solución general: Creo que la mayoría de los problemas de sincronización se generan a partir de incompatibilidades entre los codecs de vídeo y audio, esto es, esas pequeñas piezas de software que ayudan al sistema windows a comprimir y descomprimir audio y vídeo digital. Cada vez que instala un editor de sonido o de vídeo, un programa de reproducción o incluso un programa de grabación de CD, instalará más y más de estas pequeñas pero complicadas cosas. Cuantos más codecs tenga instalados en su sistema más conflictos puede esperar que surjan entre ellos. Puede haber conflictos de versión entre distintas versiones del mismo codec, o sus aplicaciones pueden ser forzadas a usar codecs diferentes a los que venían con ella - y con los que había sido probada.

Para evitar los problemas de sincronización puede tomar la opción de correr sus aplicaciones más importantes de vídeo en entornos separados. En mi caso, utilicé PartitionMagic para crear tres particiones independientes en el disco (instalaciones de Windows) para captura, edición/grabación y edición de sonido. Debido a que cada uno de los programas que pueden ser afectados por los codecs ahora funciona en su entorno aislado, sólo utilizan los codecs con los que fueron distribuidos, teniendo como resultado una mayor predicción de su funcionamiento y que los problemas sean mucho más sencillos de tratar. La sobrecarga de rearrancar con distintas particiones de Windows es imperceptible en comparación a los problemas que evita.

Solución correctiva

Para solucionar los problemas de sincronización de una forma sencilla, necesitará un editor de vídeo con, al menos, una pista de audio adicional y separada (por ejemplo para voz o para sobreediciones de audio). Yo utilizo Ulead VideoStudio, considero que es uno de los mejores programas disponibles. Además es bastante económico.

  1. Comience desmultiplexando el vídeo y el audio del fichero original MPEG en ficheros temporales separados. Utilice TMPGEnc o cualquier otro programa adecuado. La operación de desmultiplexado debería crear un fichero m1v/m2v para el vídeo, y un fichero mp2 para el audio.
  2. Abra el fichero m1v/m2v en el editor de vídeo. Ulead VideoStudio no muestra los ficheros m1v/m2v, puede renombrar el fichero para que tenga una extensión mpg.
  3. Inserte el fichero de audio mp2 en una de las pistas de audio separadas del storyboard (normalmente hago uso de la pista de música de Ulead VideoStudio).
  4. Si el audio está adelantado, desplace el archivo de audio insertado en la pista de audio separada hacia la derecha en la escala temporal, de forma que comience después del vídeo. Si el audio está detrás, recorte el comienzo del fichero de audio y alinee el segmento de audio restante con el primer fotograma de vídeo. En mi configuración un buen punto de comienzo consiste en ajustar el punto inicial para el fichero de audio en 0:0:0:4 (cuatro frames) y desplazar todo el fichero de audio al inicio de la linea temporal. El desplazamiento exacto puede ser difícil de localizar en un primer momento, pero con la práctica sabrá desde dónde comenzar con las pruebas.
  5. Ponga el editor en modo de Previsualización y comience la reproducción. El editor reproducirá el vídeo a partir de la pista de vídeo (sin sonido), añadiendo el sonido de la pista de audio independendiente. Compruebe que el audio y el vídeo ahora están sincronizados. Si no lo están, detenga la previsualización y ajuste la pista de audio nuevamente tal y como se describe en el paso 4, entonces vuelva a intentarlo. Repita este proceso hasta que el audio esté sincronizado con el vídeo.
  6. Los editores de vídeo normalmente proporcionan una función "General" que permite crear un nuevo fichero de vídeo directamente a partir del storyboard. Con la pista de audio ajustada, el vídeo y el audio estarán sincronizados en el fichero de vídeo que genere, pero la mayoría de los editores (inlcuyendo Ulead VideoStudio) descomprimirán las distintas pistas de audio antes de que sean mezcladas todas juntas. Las pista de audio compuesta es entonces recomprimida y añadida al vídeo. Esta recompresión degrada la calidad de sonido del audio. Si esto no le supone problema alguno, puede generar ya el fichero final, y su problema de sincronización estará solucionado.

Evitando la degradación de la calidad del sonido

Para mantener la calidad de sonido original, puede modificar el fichero mp2 directamente, para combinarlo con el vídeo sin necesidad de recompresión. El editor MP3DirectCut disponible en http://www.rz.uni-frankfurt.de/~pesch/ proporciona una forma rápida y simple para manipular ficheros mp2 y mp3 sin recompresión.

Un problema con el que se encontrará es que los editores de vídeo normalmente utilizan la notación h:m:s:f, donde "f" es el número de fotograma. MP3DirectCut utiliza la notación h:m:s:d, donde "d" es la parte decimal (por ejemplo "0:0:0:5" es medio segundo). Antes de editar el fichero de sonido, necesitará convertir la equivalencia exacta entre ambas notaciones. Utilice la parte "h:m:s" exactamente como aparece en el editor de vídeo. Divida el número de fotogramas mostrados en el editor de vídeo (por ejemplo 4) entre la tasa de fotogramas del vídeo (por ejemplo 25 para PAL o 30 para NTSC) para obtener el decimal equivalente. En mi ejemplo anterior, 0:0:0:4 en Ulead VideoStudio se convierte en 0:0:0:16 (4/25) en el editor MP3DirectCut.

  1. Abra el fichero de audio mp3 en MP3DirectCut. 
  2. Si el audio estaba detrás, ponga el punto final en la posición calculada anteriormente, entonces corte el comienzo del fichero de vídeo. Si el audio estaba delante, copie una parte de silencio de longitud adecuada e insértela el comienzo del fichero de audio para retrasar el resto del audio. 
  3. Guarde el fichero mp2 editado a disco. 
  4. Multiplexe el fichero mp2 editado con el fichero de vídeo (recuerde seleccionar el tipo adecuado de pista) para obtener el fichero definitivo de vídeo con una sincronización perfecta, si recompresión o degradación del sonido. 

Una indicación final

En el peor de los casos, obtendrá la sincronización para una parte del vídeo, pero el sonido volverá a desincronizarse de forma gradual. En este caso puede que tenga que dividir el fichero de vídeo original en dos o más ficheros para que pueda corregir el problema de sincronización de forma separada para cada fichero utilizando las instrucciones anteriores. Debido a que esto puede ser costoso en tiempo, en su lugar puede intentar implementar la solución pro-activa descrita al comienzo de este tutorial. Con un entorno aislado para cada aplicación multimedia puede que no vuelva a sufrir nunca más otro problema de sincronización.

Este documento fue actualizado por última vez el 01/07/02


Spanish translation by: TuCo | Content by Doom9.net - The definitive DVD backup resource